Evitar a los extraños en tu relación de pareja

relacion depareja

Uno de los factores que tienen más riesgo de destruir una relación de pareja suele ser la gente que rodea a la pareja. Muchas veces puede no ser intencionado, puede que solamente estemos siguiendo consejos llenos de buenas intenciones… pero que acaban siendo peores que cualquier otro mal.

Por otra parte, también tenemos a per

sonas que direct

amente si que quieres destruir la pareja y hará todo lo posible por conseguirlo.

¿Sabes quienes son y como evitarlo? Te invito a descubriendo leyendo el resto del artículo

 

¿Quien puede destruir mi relación?

Aquí vamos a ver una lista de pequeñas personas que podría destrozar tu relación de pareja… pero, de todas formas, solo nosotros podemos echar un vistazo a nuestro alrededor y

ver realmente de donde puede venir un peligro inminiente.

Familia: La familia suele ser el mayor peligro al que se enfrenta una relación de pareja. El problema que tiene este factor es que todos los miembros de la familia te darán su opinión y creerán que todo lo que hacen lo están haciendo por tu bien… puede que sea cierto pero la mayoría de las veces se están metiendo un poco donde no les llaman.

Estamos obviando, claro está, casos extremos. Estoy refiriéndome claramente a aquella familia que solo sabe criticar a la pareja y lo único que piensan es que podría estar con alguien mejor. Tenemos que apoyar a la familia cuando toca y a nuestra pareja cuanto toca también… pero es bastante difícil encontrar ese equilibrio por lo que terminaremos discutiendo con una parte sobre lo que dice la otra.

amigos

 

Amigos: Muchas veces pensamos que lo único que están haciendo los amigos es ayudarnos ofreciéndonos buenos consejos basados en su experiencia… pero tenemos que tener cuidado ya que nunca sabemos si realmente están intentando ayudarnos o lo que tienen es envidia(o alguna otra cosa). No estoy diciendo que no nos fiemos de nuestros amigos, solamente lo que os digo es que contrastemos su opinión que tiene sobre nuestra pareja y nunca nos fiemos al 100% de lo que nos dicen.

Cuando se inicia una relación, normalmente una relación de amistad acaba deteriorada. Según un estudio, por cada relación amorosa que se inicia entre dos individuos se pierden dos amigos normalmente porque en un principio se pasa mucho más tiempo con la pareja que con ellos… por eso se tiende a generar una cierta sensación de envidia que algunas veces no es sana

 

Ex: Es el clásico por experiencia. Si nosotros hemos terminado una relación con una persona, muy difícilmente verá con buenos ojos que iniciemos una nueva con otra persona, es algo de lógica. Es posible que muchas veces nos digan frases como me alegro por ti o cosas por el estilo pero siempre existe cierto resquemor. Hasta ahí bien, el problema aparece cuando esa pequeña rabia se convierte en algo peor y amenaza con romper nuestra relación amorosa.

Lo único bueno de esto es que más o menos se les ve venir por lo que si estamos mínimanente preparados no nos pasará nada.

Eternos aspirantes: Básicamente son aquellos amigos que tiene tu pareja y que ella asegura que son solo eso, amigos. Este tema es muy polémico, siempre he pensado que no existe la amistad entre un hombre y una mujer. Seguramente en este punto me lanzareis todos al cuello y me daréis muchos ejemplos propios que desmientan mi teoría.

Yo os digo, por experiencia propia, que ese amigo tan amigo que tiene vuestra pareja solo está esperando su oportunidad, está esperando el más mínimo fallo en vuestra relación para saltar sobre ella. Vale, no tiene por que ser así en todos los casos pero es que joder, siempre que me encuentro el caso que parece que va a ser la excepción, solo es cuestión de tiempo para terminar dándome la razón.

 

maldito dinero

El maldito dinero:  Vale que el dinero no es una persona en si pero tiene mucho poder. Si nos adentramos en el mensaje de cualquier película romántica descubriremos que el dinero no importa y que el amor lo puede todo… pero esto no es falso.

Aunque mi mujer pueda considerarme un desalmado por escribir lo que estoy a punto de hacer, os diré que la falta de dinero se come el amor mucho más que otro factor. Si nos ponemos en un caso caótico donde todos nuestras barreras fallan y donde nuestros ahorros son consumidos llegaremos a un estado de malestar permanente que nos despojarán de las ganas de hacer cualquier cosa.

Ya como dato os diré que, estadísticamente, las parejas con más problemas de dinero son las que más se separan así que bueno, esto desmonta el mito de que el amor puede contra cualquier cosa.