Consejos para entender a las mujeres

Una de las pocas cosas que tengo claras es que la manera de pensar de un hombre y una mujer suelen ir por vías distintas. Ambos creen que tienen la razón; los hombres normalmente suelen guiarse por que su argumento tiene lógica mientras que las mujeres emplean sus sentimientos para tomar las decisiones. No es mi intención generalizar ya que todo esto es muy variable y habría que estudiarlo caso por caso.

En este artículo vamos a ver una pequeña guía con la que aprenderemos a comprender mejor a nuestra pareja y lo que tenemos que decir o hacer en esos momentos críticos donde es tan sencillo meter la pata.

entender a las mujer

¿Qué no debes preguntar/responder a una mujer?

¿Qué te pasa?

Esta es la pregunta por excelencia y donde todos metemos la pata. Esto lo solemos aprender por la experiencia ya que todas las mujeres suelen reaccionar igual y nos sorprendemos cuando compraramos nuestro caso con el de un amigo y nos damos cuenta de que es exactamente el mismo.

Si nosotros nos encontramos con que nuestra pareja está decaída, pensativa y con la mirada fija en el infinito es mala señal. Nuestra primera reacción será emplear la lógica para intentar comprender lo que está pasando e intentar encontrarle una solución… pero si para ello recurrimos al ¿que te pasa? nos daremos de bruces con la respuesta Nada. Además de ser la típica es totalmente falsa porque realmente está pasando de todo.

¿Cómo podemos caer en esta trampa?  Lo mejor es estar cerca de ella, darle un abrazo aunque no venga a cuenta y si ella no es capaz de contarte el problema siempre podemos probar con preguntas como ¿Necesitas alguna cosa? ¿Te puedo ayuda en algo? que son mejor intrusivas y con la que no jugaremos el papel de juez sino el de un compañero que se preocupa.

 ¿Me ves más delgada?

 Cualquier derivado de este pregunta nos hará caer en una trampa que puede resultar hasta graciosa pero que muchas veces es capaz de agravar las situaciones hasta límites insospechados. En realidad cuando una mujer nos pregunta esto es como si nosotros no estuviéramos, se lo está preguntando a si misma y tendrá argumentos en caso de que le digamos que si o que no. Lo que está buscando es la parte contrararia para formar un debate.

 

 Si le decimos que no, desataremos el apocalipsis pero si le decimos que si podemos caer en otras preguntas del estilo ¿y por qué? ¿No me quedaba mejor el negro? y cosas similares.

La verdad es que es casi imposible escapar de esa pregunta y, como siempre, ya dependerá de como sea nuestra relación. Yo optaría por usar una respuesta muy subjetiva.

¿Me ves más delgada, Cariño?

A ver…(giro) Pues mirándote bien parece que si…(otro giro) si, yo creo que si. ¿Tu que crees?

Lo que hemos hecho, en primer lugar, es darle la carnaza que venía buscando… ahora ya sabe que está estupenda y maravillosa pero hemos necesitado tiempo para analizarlo, para hacerle saber que su pregunta es importante y hay que verla con detenimiento. Le contestamos que si e inmediatamente buscamos su respuesta de tal forma que le hemos trasladado el problema a ella.

Puede que no funcione pero bueno, es una idea.

¿Cual de mis amigas te gusta más?

Esta pregunta si que es delicada y capaz de ponerte en un aprieto. En el momento en el que contestes el nombre de alguna de ella estas perdido… puede que en ese momento se tome la cosa a broma o recibas una contestación del estilo Ah, si, ella es mona pero ya estás sentenciado. Lo que has dicho se volverá en tu contra en el futuro de la peor manera posible.

amigas tetonas

Si contestas que no te gusta ninguna tampoco servirá de nada ya que no te va a creer. Si dices que solo te gusta ella puede quedar lo más bonito del mundo pero no te servirá ya que tampoco te va a creer.

¿Entonces que podemos hacer? De primeras ya os digo que no hay respuesta lógica a esta pregunta pero yo diría algo como:

 

Ella: Oye cariño, ¿a ti que amiga mia te gusta más?

Tu: Mmm… pues la verdad es que no lo había pensado (pequeño gesto de meditación). Pues la verdad ahora mismo no lo se…

Ella: Marta es mona ¿no?

Tu: Mmm no se… la verdad es que ya sabes que a mi las rubias ni fu ni fa

Ella: Ah ya… bueno pero Sandra está bien ¿no?

Tu: Bueno, supongo que si pero la verdad es que no es mi estilo porque…

 

La idea es intentar defenderse por parte y usar siempre algo que no te guste de alguna en tu favor. Puede no colar pero es una pequeña idea.